miércoles, 8 de febrero de 2017

LOS JUEVES UN RELATO: REGALO AL AMIGO INVISIBLE: ROSA_DESASTRE.

DE MUJER A MUJER.


Si de obsequiar se trata, mi alma atesora lo inmaterial de la ilusión, los sueños y las cometas . Lo guarda con cariño y hoy lo entrega a una amiga que lo es, a partir de nuestra vocación de escribientes, canalizada en un blog, con quien he tenido la fortuna de intercambiar sonrisas, miradas, abrazos y versos.
Traje a esta cita, mis alforjas llenas con la imagen de los empedrados coloniales de mi pueblo natal, Colonia del Sacramento, testigos de la fundación portuguesa, con ánimo de restar peso político a la España dominante en tiempos de la Colonia. 
Por las callejas de su Ciudad Vieja, rumores antiguos y el perfume de las glicinas se mezclan con el entusiasmo de los visitantes que buscan en su siesta y sus noches, paz, sosiego, serenidad de río y rumores de antaño.
Sus rojos tejados, esperan en alguna primavera, oliendo a jazmín del país y madreselvas, que la brisa desparrame en cascada, por esos techos, las coplas de esta andaluza, que dice como pocas y ama como nadie, el hermoso oficio de escribir, pintando con letras los sentimientos que a veces son lágrimas, a veces sonrisas, pero siempre emoción.
Mientras el sol de un tórrido verano, se sumerge en el horizonte que nos separa y nos une, bato palmas a ritmo sevillano, esperando ver asomar su roja melena que esconde las locas ideas que solo los artistas pueden inventar.
Le regalo las aguas del Río de la Plata  a punto de enlazarse con el Río Uruguay, río de los pájaros y nubes blancas y borrascas del Paraná, que descienden desde el norte, cuando apremia la inundación.
Cómo no regalarle también, unos versos de Benedetti, la claridad meridiana de Galeano, las sombras de Onetti, los desgarros de Idea Vilariño, la fantasías de Felisberto Hernández, Zitarrosa y Los Boliches, Julio Sosa y la cumparsita, Jaime Roos y su Colombina, el candombe y sus tambores y  un gol de Suárez, en el Centenario.
Mientras la espuma del mar, dibuja festones en mis pies, le regalo un sol de Paez Vilaró, para que no extrañe el calor de su tierra en tanto dure su estancia por aquí.
“Yo te lo regalo, Rosa, señora de todas las flores, reina de corazones, que bordas en punto y cruz, con amoroso encanto, poesías en nuestra piel, lo mejor que tengo: mis raíces y mi esencia.”


16 comentarios:

  1. ¡Hola! Muy bonita forma de relatar y de hacer vívidos tantos lugares, enlazados con tanta poesía. Te ha quedado precioso.

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Madre mía que regalo,seguro que lo pasa a papel, lo enmarca y presume. Nos has mostrado la belleza de un lugar, el encanto de tu amiga y tu arte literaria con fondo de corazón generoso. Precioso, voy a leerlo otra ves, te dejo un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Estas palabras son una verdadera joya.

    ResponderEliminar
  4. Un regalo lleno de tesoros que seguro Rosa recibirá con el cariño que tu has puesto al escribir tus palabras...
    Un beso!!!!

    ResponderEliminar
  5. No hay mejor regalo que las palabras escritas con amor y sinceridad esas perduran en tiempo y la distancia .
    Precioso .. un abrazo y feliz semana

    ResponderEliminar
  6. Bonitas palabras a una mujer que parece encantadora.
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Ohhh, me has hecho llorar rubia preciosa, el mejor regalo es que me consideres tu amiga y sin distancias, recrearnos en ese paseo por las piedras y los sentimientos. Muchas gracias de corazón.
    Besos mil

    ResponderEliminar
  8. Rosa merece todas y cada una de tus palabras. No podía haberle tocado una trovadora mejor.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  9. Precioso relato, donde las palabras fluyen cual poesía como los encantadores poemas de Rosa. Como dice la compañera, para enmarcar.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Pues le regalas lo más grande, aunque a lo mejor sería preferible un gol de Godín. Vale, de Suárez me vale, gran jugador.
    Creo que Rosa se quedará contenta con la parte inmaterial de su relato, la más valiosa, y con ganas de viajar a recoger la parte material.
    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  11. No por nada vienes de la cuna de escritores con la grandeza de Benedetti..tierra de heroes que logran mas luchando con una pluma que disparando balas...rumores de gol que inundan cada hogar cada vez que su seleccion saca sus celestes colores...esta historia huele a viento, a libertad y a familia...es mas que poesia..es un regalo con un valor tan grande, que debe llenar por completo el corazon de la persona a quien fue dedicado....tengo que decirte que me gustado?...me ha encantado...besosss

    ResponderEliminar
  12. Hola, Cass
    Que belleza de relato, poético y sublime. Me ha gustado la forma en que lo has bordado con mucha sutileza. La imagen es preciosa.
    Bso

    ResponderEliminar
  13. Qué preciosa descripción has hecho de las maravillas de tu tierra tanto en paisajes como en personas destacadas en diferentes artes, pero sin duda lo que más le gustará a Rosa son las palabras tan bellas que le has dedicado a su persona...menudo regalazo!
    Un beso

    ResponderEliminar
  14. Regalas poesia con cada una de tus letras, que preciosidad! Que descripción cuidadosa y dulce de tu tierra, Rosa estara contentisima. Besos.

    ResponderEliminar
  15. Gol de Suarez sí, siempre que no sea con el Barsa y contra el Madrid. Hermosísimo regalo Cass para una amiga que escribe commo los propios angeles, emocionando en cada frase, de una forma magistral.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  16. EStupendo patrimonio inmaterial le has ofrecido, la el encanto de tu esencia y la poesía que es patrimonio cultural, creo que tus palabras acortan las distancias, y agranda las ilusiones. La protagonista de tu relato se parece mucho a la real :)

    Un besico

    ResponderEliminar

apuntas algo?

navidad bloguera

navidad bloguera
gracias Mónica!!!!!!